volver>>
 

Programa: 26/08/2010

LAS INTROMISIONES DE LA FAMILIA

Las Interferencias y Desacuerdos que los Parientes pueden Provocar en la Pareja

 

¿Cuántas personas hicieron el comentario antes de casarte; cuando te casas lo haces con toda la familia?

Cuando los planes de matrimonio tomaron vida propia…comenzamos a entender lo que esa frase significa. Empecemos por ejemplo con la fiesta de nuestro casamiento... …” y con el “si tal tío se sienta con tal otro pariente” y todas las habilidades diplomáticas que se debieron manejar para tener a todos conformes. Ya sabemos todas las dimensiones de este asunto. Luego, dónde vivimos, si lejos de mamá o cerca de nuestro suegros.

Y por supuesto, esperen y verán lo que se requiere para manejar la dinámica de todos los parientes cuando se tiene un bebé…

Parece como si hubiera una paradoja más de la paternidad. Por una parte, ser padres nos impulsa a volver con nuestras familias. Podemos unirnos y establecer una mejor relación con nuestros padres. Por otro lado, no exige entrar en la vida adulta y hacer que nuestra familia sea la prioridad más importante. Por lo general es una transición muy poco sencilla.

El principal problema es que los parientes de lado a lado pueden hacer que la pareja tenga desacuerdos.

Los conflictos se pueden centrar en varios desacuerdos entre las parejas

Por ejemplo cuando preguntamos ¿Cuál es el orden de nuestros afectos?

A nivel intelectual sabemos que debemos poner en primer lugar a nuestra pareja… (Eso es lo que prometimos o nos comprometimos a hacer). Y lo prometimos cuando nos casamos…Todos queremos que sea así, primeros en el corazón del otro.

Y en muchos aspectos establecer las prioridades de nuestra nueva familia sobre la familia original es el último paso para entrar en la vida adulta. Es una decisión para muchos difícil. Por que muchas veces, es difícil decirles a papá y mamá que no intervengan…

Algunos comentarios sobre los familiares…

“Mi esposa está casada con su madre”. Es a ella a quien consulta en primer lugar todas las decisiones importantes.

“Mi madre no sabe de límites”. Siempre quiere venir a visitarnos y no entiende que interfiere con nuestro tiempo en familia los fines de semana. El me dice debes imponértele, yo intento pero no es fácil…

“Su hermana y familia que viven en la ciudad, creen que todos los fines de semana tienen que auto instalarse en nuestra casa por tener jardín y pileta”. Y con el lema que es beneficioso que los primos se vean, o en realidad que sus hijos tengan su cuota fija semanal de aire y sol, por supuesto una decisión más allá de nuestros planes en esos dos días.

Las relaciones y las interferencias familiares

Hay muchos ejemplos de interferencias. Y Los abuelos en especial, tienen un sentimiento de propiedad que creen tener cierto derecho de participación en el territorio de los hijos y también de los nietos.

“Mi suegra pensó que yo no había enviado lo suficientemente pronto las notas de agradecimiento por la primera fiesta de cumpleaños de mi hija y decidió hacerlo por su cuenta. Las escribió y las envió sin consultarme ni decirme ni una palabra tampoco después”.

Vivir y dejar vivir no es le lema de todos los abuelos. Por lo general sus intenciones son buenas, pero dan consejos o proceden a hacer lo que ellos consideran que es mejor.

El problema o tema a negociar de la pareja está decidir qué ocurre cuando uno está de acuerdo y el otro no.
Tampoco ayuda cuando a veces sentimos miedo de decir cualquier cosa porque tememos que nuestros suegros lo puedan malinterpretar.

Y tampoco se trata principalmente de saber cuando decir a nuestros padres, en forma respetuosa que nos dejen en paz. Se trata tal vez de saber cómo disponer de nuestro tiempo.

Otro tema que puede suceder es la rivalidad o la lucha entre los abuelos de ambos

Esto tiene que ver con la igualdad de accesos de ambas familias. Y de encontrar un equilibrio

Pero en general puede haber competencia de qué par de abuelos tiene más fotografías. También el que hace más o mejores regalos… También la batalla por estar tiempo o exclusivo en un paseo o vacaciones con los nietos. Ni hablar como se reparte entre ambos el tiempo de las fiestas especiales.

Algunas soluciones para nosotros como padres y para los abuelos de nuestros hijos

Primero y fundamental si usted es un hijo de mami o hija de papá o a la inversa…es hora de cortar el cordón umbilical. Reflexión o terapia ayuda. Después mediante introspección y análisis es útil preguntarnos… ¿Quienes son los verdaderos niños de la familia y quienes están actuando como si lo fueran?

Para cerrar, unas preguntas que nos ayudan y nos orientan en este tema son: ¿Qué es lo mejor para los niños? ¿Qué es lo mejor para nuestro matrimonio? Respondiendo a estas dos preguntas podemos establecer el orden de los afectos y resolver muchos posibles conflictos y también, ayuda a fijar límites claros para todos los familiares