volver>>
 

Programa: 16/06/2011

¿QUE ES SABER ESCUCHAR?

Veremos algunas de las características de las personas que saben escuchar.

 

En muchas terapias es central el recurso de saber escuchar. Escuchar es la herramienta más antigua y quizá la más poderosa para curar las heridas. Frecuentemente, es a través de la calidad de nuestra habilidad para escuchar y no tanto de la sabiduría de nuestras palabras, que podemos hacer que se operen los cambios más profundos en las personas que nos rodean.

¿En qué consiste saber escuchar?

Recordemos la última vez que hemos tenido una conversación “íntima”, con un amigo o con nuestra pareja. Posiblemente lo primero que recordemos sea el lugar y seguramente la actitud que tuvo de atención e interés en escucharnos.

• No interrumpen.

• Dan señales de comprender lo que la otra persona dice.

• No juzgan a la persona.

• Le brindan toda su atención a la persona que esta hablando.

• Miran a los ojos y siguen las palabras y todo su lenguaje corporal indica que está intentando comprender lo que dice su interlocutor.

• Dicen cosas para alentar a la otra persona a que hable y comparta lo que sucede:” Contame más”, o “¿Y qué sucedió después?”. A veces, ni siquiera necesitan decir algo, su silencio solidario da confianza para expresar lo que siente la otra persona.

• Respetan el derecho de la otra persona a no compartir lo que sucede, pero dejan la puerta abierta para dialogar más tarde, si la otra persona quiere hablar con ellos.

• Cuando no están disponibles o no pueden brindar toda su atención, le hacen saber a la otra persona cuándo tienen tiempo.

• Mantienen la confidencialidad y no repiten nada de lo que ha conversado sin el permiso de la persona a la que escucharon. Y, si sienten que por determinadas circunstancias se verán impulsados a romper la confidencialidad, se lo advierten a la otra persona con cierta anticipación.