volver>>
 

Programa: 16/06/2011

TAREAS ESCOLARES

Ideas muy simples que pueden ayudar a nuestro hijo a mejorar su rendimiento escolar.

 

Veremos un listado de sugerencias que nos propone Jane Bluestein en su libro, “Listas para padres, qué hacer y qué no“.

Maneras de minimizar los problemas con las tareas escolares:

1. Dialoguemos con nuestro hijo para acordar horarios específicos para hacer la tarea. Muchos chicos necesitan un poco de descanso entre la escuela y el momento se hacer su tarea, sin embargo, otros quieren regresar a casa y “sacársela de encima” aprovechando que la tienen fresca en la memoria.

2. Conversemos también para acordar un sitio específico para hacer la tarea, preferentemente un lugar que esté apartado de las distracciones que podrían interrumpir la concentración de nuestro hijo.

3. Hacer que la tarea sea una responsabilidad de nuestro hijo. Dejarlo que trabaje por su cuenta. Y ayudarlo lo estrictamente necesario o echando un vistazo una vez que él haya terminado el trabajo. Tener cuidado también con la tentación (o creencia) de que necesita sentarse con él mientras hace la tarea.

4. Asegurarnos de que tenga los materiales necesarios para llevar y trae sus útiles de la escuela y también puede ayudar una agenda o una libreta (según la edad) en la que lleve un registro de los detalles y fechas de presentación de los trabajos.

5. Demostrarle interés por su tarea o su trabajo de investigación. Podemos pedirle que nos explique sus tareas, cuál va a hacer primero, cómo piensa hacer alguna en particular. Tratemos también que nos comente cuáles son los maestros que le dan más deberes, qué tareas son las más interesantes, qué tipo de calificación obtiene por ellas y qué sucede si no las hace o están mal.

6. Respete su estilo de aprendizaje. Algunos chicos trabajan y aprenden mejor sentados en el suelo, a veces trabajan con la radio encendida, o lo hacen con un amigo o expuesto tal vez a una luz más brillante de la que nosotros preferimos. Lo importante es darle la oportunidad de pensar por si mismo y decidir que condiciones son las ideales para él.

7. Recordemos que algunos niños necesitan descanso después de una determinada cantidad de tiempo o cuando las tareas están terminadas. Podemos entonces ayudarlo a seleccionar actividades para descansar e intervalos de tiempo que no entretengan exageradamente y le hagan difícil volver a las tareas.

8. Permitir ciertos privilegios, solo cuando las tareas estén terminadas. (Tal vez tengamos que especificar lo que significa”terminar las tareas”). A veces un padre puede señalar que “terminado” significa completo y legible, mientras que otro puede decir que se trata de cierto nivel de precisión en el trabajo realizado.

9. Como parte de su rutina a la hora de hacer sus tareas escolares, podemos alentar a nuestro hijo a tomarse unos minutos para asegurase de que sus cosas del colegio están limpias y ordenadas, ya sea antes de comenzar sus deberes, o apenas finalizados (para tener también todo listo para la mañana siguiente) o ambas cosas.