volver>>
 

Programa: 20/10/2011

CARACTERISTICAS DE LAS FAMILIAS CON NIÑOS EN RIESGO

Tienen que ver fundamentalmente con estructuras familiares y comportamientos adultos que posibilita que los chicos sufran diversos problemas.

 

¿Qué se quiere decir cuando hablamos de niños que están en riesgo?

Un chico que se encuentra en riesgo, contempla la posibilidad de sufrir problemas como por ejemplo: bajo rendimiento escolar, vulnerabilidad ante las presiones de sus pares, iniciación temprana de la actividad sexual, abandono de actividades, consumo de drogas, comportamientos compulsivos, embarazo, depresiones, suicidio o violencia.

Estas características de familia con niños en riesgo, tienen que ver fundamentalmente con estructuras familiares y comportamientos adultos que pueden poner en riesgo a los chicos y pueden incluir algunos o todos los que diremos a continuación.

● Antecedentes familiares de abuso físico psicológico, emocional o sexual.

● Dinámicas familiares en las que se rechazan los sentimientos y se priva a los niños de expresarlos. Utilizan los sentimientos de los hijos como excusa para avergonzarlos, ponerlos en ridículo o hacerlos sentirse mal.

● Antecedentes familiares de abuso de sustancias toxicas, adicciones, comportamientos compulsivos o tolerantes (que apoyan o excusan el uso de drogas, adicciones o conductas compulsivas). Uso de drogas ilegales cerca de los niños. Consumo excesivo de alcohol en el hogar.

● Expresiones de amor y aceptación poco frecuentes o inconsistentes. Falta de valoración de los hijos. Amor condicionado basado en la apariencia, los logros, la competencia social, el rendimiento o lo bien que los niños responden a las necesidades de los adultos.

● Patrones familiares de inconsistencia o negligencia. Falta de responsabilidad en la familia por comportamientos o paraderos de los hijos. O un estar excesivo en el control de los chicos, falta de privacidad, falta de límites con otros miembros de la familia.

● Orgullo expresado para manipular o controlar. Reconocimiento ligado generalmente al efecto del comportamiento de los niños en los padres. Expresiones infrecuentes de reconocimiento y valoración.

● Estructuras familiares con rigidez, doble moral, perfeccionismo, deshonestidad, violación de límites, deshonra, victimización, intolerancia, actitud permisiva o negación.