volver>>
 

Programa: 25/03/2010

Prevención de las conductas de alto riesgo en los adolescentes

¿Cómo anticiparse a los problemas que pueden surgir?
La importancia de establecer reglas claras con nuestro hijo adolescente

 

Establezca como padre claramente las reglas
Las reglas relacionadas con una actividad peligrosa, como la de conducir borracho, se deben definir de un modo claro sin dejar espacio para la excepciones. Un adolescente nunca debe subirse a un auto cuando el conductor ha tomado aun que sea una copa. No existen garantías de que nuestro hijo adolescente nos escuche, pero si nosotros como padres le hemos expresado comprensión y le hemos hablado de los hechos objetivos, tendremos las posibilidades a nuestro favor.

Anticiparse a los problemas
Como parte de las conversaciones que tenemos con nuestro hijo adolescente anticiparse a los problemas que pueden surgir y mencionar las mejores formas para solucionarlos puede ayudarlos. En vez de hacer un interrogatorio para abordar el tema que queremos prevenir, es útil, por ejemplo, abordar el tema en forma hipotética; ¿Qué harías si un chico o una chica con la que has salido toma drogas en una fiesta? O ¿Qué pasaría si un amigo al volante de su auto niega que ha bebido pero vos sabes que no es así?
Nuestro hijo adolescente puede responder nervioso” Eso no pasará”.

Insista un poco a invitarlo a pensar. Si nos dan respuestas simple o evasivas como” Le pediría que parara el auto”. Intente que reflexione. Si se niega, nosotros podemos hacerlo en su lugar.
“Lo que debes hacer es que no te traiga a casa. O vuelve con otra persona o llámame.”
Lo importante también es ayudar a nuestro hijo a que puedan reconocer que el dolor y el daño físico son las consecuencias mas probables de un accidente de auto y esto puede ser más efectivo que destacar las estadísticas sobre mortalidad.

Comprometernos nosotros haciendo de antemano un acuerdo formal con ellos puede ayudarlos.
Adolescente: Me comprometo a llamarte por teléfono cuando me encuentre en una situación en la que alguien ha bebido pretende conducir.
Padre: Me comprometo a ir a buscarte a cualquier hora. Y si no estoy disponible, te pagaré un taxi.
También es útil decir lo que nosotros diríamos o haríamos en una situación similar:”No puedo volver contigo. No es seguro. Y además pienso que tampoco deberías conducir. Vamos a llamar alguien para que venga a buscarnos”
Este método de planificar como reaccionar ante una determinada situación y ensayar a modo de ejercicio o de ensayo cognitivo. Es muy útil y se va introduciendo en forma racional para cuando nuestros hijos adolescentes tengan el acontecimiento real. Estimula la capacidad para evaluar una situación y para planificar la acción a tomar.