volver>>
 

Programa: 13/05/2010

Algunos consejos para mantener la salud de la relación de pareja

¿Como proteger a la relación de pareja para evitar desavenencias en la comunicación?

 

En general hombres y mujeres necesitan diferente sintonía emocional. En el caso de los hombres es conveniente que se den cuenta que cuando su mujer plantea alguna queja o desacuerdo tal vez lo está haciendo como un acto de amor, intentando mantener la salud y el desarrollo de la relación. Las emociones de las mujeres a menudo son simples llamadas de atención que enfatizan la fuerza de sus sentimientos con respecto al problema.

También es importante que los hombres estén atentos para no crear un cortocircuito en la discusión al ofrecer una solución práctica prematura, generalmente para la mujer es más importante sentir que su pareja escucha su queja y tiene empatía con sus sentimientos sobre el tema, aunque no necesita estar de acuerdo. Con frecuencia cuando una mujer siente que su punto de vista es escuchado y sus sentimientos registrados, se serena.

En cuanto a las mujeres es conveniente que la queja se dirija hacia lo que él hizo y no criticarlo como persona ni expresar desdén. Las quejas no son ataques al carácter sino más bien una afirmación de que un acto determinado resulta perturbador.

La pelea buena

Los mecanismos de reparación que permiten evitar que una discusión acabe en una terrible explosión son simples movimientos como mantener la discusión encarrilada, la empatía y la reducción de la tensión. Estos movimientos son una especie de termostato emocional que evita que los sentimientos expresados entren en ebullición y abrumen la capacidad de la pareja para centrarse en el tema en cuestión. Una estrategia general consiste en no concentrarse en los temas específicos por los que se discute sino en mejorar la capacidad para resolver los problemas. ¿Cómo? A través de la adquisición de competencias emocionales como ser capaz de serenarse y serenar al otro, ponerse en el lugar del otro, y saber escuchar.

Serenarse

Cada emoción fuerte tiene en su raíz un impulso hacia la acción, por eso es importante manejar esos impulsos. Una competencia clave es que los miembros de la pareja aprendan a aplacar sus propios sentimientos de aflicción, esto sería poder recuperarse rápidamente del desbordamiento provocado por un asalto emocional. Para esto es bueno separarse unos 20 minutos a fin de serenarse y recuperar así la capacidad de escuchar, pensar y hablar con claridad, antes de reanudar la discusión.

La desintoxicante charla con uno mismo

Debido a que el desbordamiento queda activado por los pensamientos negativos con respecto a la pareja, resulta útil que el que siente perturbado por estos juicios negativos los enfrente directamente, desafiándolos y pensado en pruebas que los cuestionen a fin de poder reformular el pensamiento abriendo la posibilidad de cambiar y de alcanzar una solución positiva.

Escuchar y hablar sin estar a la defensiva

La forma más poderosa de atención no defensiva es escuchar realmente los sentimientos que hay detrás de lo que se dice. Esta posibilidad no existe cuando los propios sentimientos son tan intensos que dominan todo lo demás. Un método para la escucha emocional eficaz es el “reflejo”. Cuando un miembro de la pareja formula una queja, el otro la repite con sus propias palabras, intentando captar no solo la idea sino los sentimientos que encierra. Consulta con el otro para asegurarse que la repetición es correcta y, en caso contrario, vuelve a intentarlo hasta que lo logra. El efecto de verse reflejado no es solamente sentirse comprendido sino tener además la sensación de estar sintonizado emocionalmente.

En la comunicación abierta no hay intimidaciones, amenazas ni insultos. Tampoco da lugar a actitudes defensivas como excusas, negación de la responsabilidad, contraataques con críticas, etc.

Finalmente el respeto y el amor desbaratan la hostilidad en la relación. Una forma poderosa de atenuar una pelea es hacer que la pareja sepa que uno puede ver las cosas desde otra perspectiva, y que este punto de vista puede tener validez. Otra es asumir la responsabilidad o incluso disculparse si uno se da cuenta de que está equivocado. Esta convalidación le demuestra al otro que uno esta escuchando y puede reconocer sus emociones a pesar de no estar de acuerdo con el argumento. En otras ocasiones, cuando no esta planteada una pelea, la convalidación sirve como cumplido, descubriendo algo que uno aprecia auténticamente y expresando algún elogio. Es una forma de aliviar a la pareja a la vez que construye un capital emocional bajo la forma de pensamientos positivos.