volver>>
 

Programa: 01/07/2010

Sexualidad en la Pubertad

¿Qué información y apoyo necesita nuestro hijo en esta etapa de cambios y definiciones de roles?

 

Entre los 8 y los 10 años los niños están pendientes de la definición de roles sexuales que a través de las preferencias, la vestimenta, los juegos, las actitudes y los comportamientos, diferencian lo femenino de lo masculino. Suelen presentarse confrontaciones y poderío de un sexo sobre el otro y actitudes posesivas hacia los niños del mismo sexo, que van marcando una separación entre nenas y varones, lo cual facilita el aprendizaje sobre el propio rol y la diferenciación con el opuesto. Si bien comienzan a interesarse por las ideas vinculadas a las relaciones sexuales todavía madurativamente solo alcanzan una comprensión intelectual parcial sobre el tema, además la curiosidad no va acompañada por el deseo y el sentimiento erótico, sino por el asco y el pudor.

Entre los 10 y los 13 años, la diferencia se encuentra en el modo de acercarse. En estos momentos las ideas previas acerca de la sexualidad empiezan a integrarse y a veces, preguntan a otros sobre los pasos que van desde la conquista hacia la relación sexual. Además comienzan a experimentar cambios a nivel de su cuerpo, las sensaciones y fantasías que resultan inquietantes. En este momento necesitan especialmente información que los tranquilice y los prepare.

Hasta este momento las pistas para informar eran las preguntas que el niño hacía, pero a esta edad es necesario explicarle cuáles son los cambios evolutivos esperables, y al mismo tiempo anticiparles que es lo que va ir ocurriendo para que no los asuste y sorprenda como algo extraño.

¿Quién es el indicado para hablar con el niño?
El que tiene un diálogo más fluido con el chico.
El que se sienta más cómodo para hablar acerca de estos temas.
El tercero que se sienta más capacitado para hacerlo si los padres no se sienten seguros.